con No hay comentarios

A la hora de pensar en la seguridad del hogar, es importante que tengamos en cuenta la seguridad en la comunidad, ya que esta es una barrera clave frente a posibles ataques. Sin embargo, con el paso del tiempo los métodos de robo van evolucionando y lo que antes era suficiente para protegernos, puede dejar de ser eficaz.

¿Cómo podemos evitar posibles robos o intrusiones en la comunidad? En este post te contamos en qué tienes que fijarte y qué medidas adoptar para mejorar la seguridad y evitar robos en tu comunidad.


Índice del artículo


1. Evita los accesos no autorizados al parking comunitario

El garaje comunitario es una zona muy delicada que debemos proteger adecuadamente, ya que se trata de un posible punto de acceso de desconocidos al edificio o urbanización.

Además, al tratarse de una zona aislada, oscura y con lugares donde esconderse, es común que se produzcan casos de vandalismo (como pinchazos en ruedas, robo de insignias o vaciado de extintores), pudiendo incluso llegar al robo de vehículos. Por ello, es clave controlar el acceso no autorizado.

Sin embargo, los garajes comunitarios suelen contar con soluciones estándar, que se quedan obsoletas con el paso del tiempo y ofrecen un nivel de seguridad muy bajo. En estos casos, resulta muy sencillo obtener una copia de la llave o mando de la puerta.

Soluciones de seguridad inteligentes para garajes

Para mejorar la seguridad del parking y evitar la entrada y salida de extraños, podemos implementar un control de accesos para vehículos que permita gestionar los permisos. Así, contamos con distintas opciones:

Podemos implementar un sistema de control de accesos para vehículos con tags RFID de largo alcance UHF (hasta 8 metros de distancia). Un sistema que facilita la identificación a distancia del conductor, sin que este tenga que bajar la ventana del vehículo para aproximar la tarjeta al lector.

Asimismo, si existe un báculo o lector en el exterior, también puede realizarse por lectura automática de matrículas, captándola por una cámara y empleando algoritmos inteligentes. De esta manera, no solo podremos emplear el sistema como control de accesos, sino también como sistema de videovigilancia.

 

2. Controla la entrada de la comunidad o del portal

El portal es otra de las áreas con mayor tránsito de personas a lo largo del día, por lo que se convierte en otra posible vía de acceso de desconocidos y en un espacio clave a la hora de garantizar la seguridad de la comunidad.

¿Sabemos cuántas copias de la llave existen? Al igual que en el caso de los garajes, si contamos con un sistema de cierre convencional, resulta bastante sencillo obtener un duplicado de la llave.

En esta misma línea, en muchos edificios o urbanizaciones es común que haya pisos de alquiler o que haya una serie de mudanzas a lo largo del año, resultando complicado conocer cuántas copias hay y quién las tiene. Por ello, para mejorar la seguridad de la comunidad, lo recomendable es implementar un sistema de control de acceso.

Seguridad con control de acceso

Gracias al control de accesos, podremos definir qué personas tienen acceso a la comunidad y gestionar dichos permisos con facilidad, pudiendo dar de alta o de baja los distintos  llaveros o tarjetas RFID.

Seguridad con control de acceso

 

Además, para evitar que se puedan colar extraños aprovechando la puerta abierta, podemos combinar el control de accesos con la automatización de su apertura y cierre.

 

3. No te olvides de las piscinas comunitarias y zonas comunes

Si en tu urbanización o edificio cuentas con piscina comunitaria o zonas de jardín, es posible que haya personas ajenas a la comunidad que traten de aprovecharse y acceder a ellas sin el permiso de ningún residente.

Por ello, si buscamos mejorar el grado de seguridad de nuestra comunidad y prevenir el acceso de extraños a los espacios comunes, debemos de tenerlos en cuenta a la hora de implementar soluciones de seguridad, como controles de accesos o amaestramientos.

Protege las zonas comunes

Un plan que contemple cada espacio de la comunidad de forma integral nos permitirá contar con un nivel de seguridad superior, suponiendo un futuro ahorro económico para los vecinos.

 

4. Maximiza la seguridad: Cámaras de vigilancia en comunidades de propietarios

Si nuestra comunidad cuenta con múltiples espacios comunes, zona de trasteros o parking, una forma perfecta de complementar las soluciones de control de accesos y maximizar la seguridad es la implementación de un sistema de videovigilancia.

Videovigilancia para comunidades de vecinos

 

Así, para asegurarnos de contar con una protección eficaz de cada espacio, podemos diseñar un sistema de videovigilancia inteligente e integrarlo con alarmas para comunidades de vecinos.

De esta manera, podremos visualizar sin problemas cualquier rincón del entorno, detectar intrusiones o aperturas no autorizadas y activar la alarma de forma automática, así como contar con análisis de vídeo para evitar falsas alarmas.

 

Si buscamos incrementar la seguridad en los espacios de nuestra comunidad, la mejor opción siempre es optar por combinar las distintas soluciones. Así, al diseñar conjuntamente los sistemas, obtenemos un nivel de seguridad y control superior al de su implementación por separado.