con No hay comentarios

En una comunidad de vecinos el portal es una de las áreas más importantes, al tratarse de uno de los puntos con mayor movimiento de personas a lo largo del día. Es por ello que puede surgir la necesidad de querer mejorar su seguridad o accesibilidad.

Además, en caso de que en el edificio residan, trabajen o presten servicios altruistas personas con discapacidad o mayores de 70 años, la Ley 26/2011 establece la obligatoriedad de la comunidad de realizar obras de accesibilidad o implementar soluciones que favorezcan la comunicación con el exterior; pudiendo ser solicitado por cualquier propietario.

En ese momento, la puerta del portal se convierte en un elemento clave para potenciar tanto protección, como facilidad de acceso, pudiendo optar por una solución de apertura automática de la puerta.


Índice del artículo


Soluciones para automatizar la apertura de la puerta

Sea cual sea el tipo de puerta que tengamos en el portal, batientes o de doble hoja, existen dispositivos que nos permiten automatizar su apertura sin necesidad de cambiarla por una nueva. Para ello, tan solo debemos instalar un mecanismo motorizado o abrepuertas automático, sustituyendo el cierrapuertas mecánico actual.

Es importante tener en cuenta que el abrepuertas motorizado que instalemos en nuestra comunidad debe contar con marcado CE de conformidad con la normativa vigente UNE-EN 13241-1:2004. Además, la instalación y mantenimiento debe realizarse siguiendo los criterios establecidos en la norma UNE-EN 12635:2002+A1:2009.

Al mismo tiempo, una decisión importante que debemos tomar es la de qué tipo de dispositivos vamos a emplear para abrir la puerta y su ubicación, ya que se trata de una elección con grandes implicaciones en materia de seguridad en la comunidad.

Sistemas de accionamiento de la puerta

Existen dispositivos de apertura de la puerta tanto desde el interior, como desde el exterior. En el caso del interior, podemos establecer un área de detección de presencia automática, utilizar un mando, instalar un pulsador o bien realizar una apertura manual de la puerta.

En el caso de los accionamientos de exterior también contamos con diversas opciones, aunque al tratarse de portales, una de las más prácticas son las tarjetas o llaveros de proximidad con tecnología RFID. El motivo es que son muy fáciles de usar y nos permiten implementar un sistema de control de accesos en nuestra comunidad.

¿En qué consiste un control de acceso en portales?

Un sistema de control de accesos, en este caso aplicado a una comunidad, es un plan de seguridad que permite realizar una gestión de los permisos de entrada al portal y definir qué personas pueden acceder o incluso establecer cuándo pueden hacerlo.

Así, al combinar este sistema con los dispositivos de apertura de las puertas motorizadas, permite gestionar el acceso al edificio de forma segura y sencilla.

 

Ventajas de la automatización con control de accesos en el portal

En definitiva, con un sistema de control de accesos obtenemos múltiples ventajas, no solo en materia de accesibilidad y comodidad, también en materia de seguridad para todos los residentes.

Dependiendo del tipo de sistema implementado, un sistema de control de accesos permite:

  • Contar con la posibilidad de dar nuevos usuarios de alta o modificar sus datos con facilidad.
  • Dar de baja llaveros y tarjetas perdidas o de vecinos que se van.
  • Definir permisos dentro de ciertas franjas horarias o días.
  • Llevar un registro claro de quién entra y sale del edificio.

 

Otras opciones para controlar el acceso en comunidades de propietarios

Además de la automatización de la puerta del portal e incorporación del control de accesos, contamos con otras opciones complementarias que nos permiten potenciar la seguridad y accesibilidad en la comunidad.

Control de accesos en garajes y zonas comunes

A la hora de mejorar la seguridad en la comunidad, es importante entenderla como un todo y no concentrarse tan solo en un punto. Por ello, es posible que existan otros posibles puntos de acceso que haya que controlar para obtener una correcta gestión de los accesos y el nivel de seguridad que buscamos.

Así, las áreas que debemos tener en cuenta son todos aquellos espacios comunes, como pueden ser garajes, piscinas o trasteros; siendo necesario establecer un plan de control de accesos que integre cada una de estas áreas, definiendo qué personas o vehículos pueden acceder.

Además, el hecho de diseñar el plan contemplando la urbanización en su conjunto, resulta en un beneficio mayor para los vecinos. Así, permite establecer un amaestramiento adecuado a todas las zonas comunes, mejorando la seguridad y disminuyendo el número de llaves, mandos o tarjetas; suponiendo un ahorro económico a futuro para la comunidad.

 

Integración con videovigilancia  y sistemas de alarma

Para una protección integral, podemos combinar las soluciones de control de accesos con sistemas de videovigilancia y cámaras inteligentes con análisis de vídeo, permitiéndonos detectar posibles intrusiones y activar la alarma de forma automática o prevenir falsas alarmas.

Como expertos en seguridad, en Amtel podemos crear un proyecto de control de accesos adaptado a los distintos espacios y necesidades de seguridad de tu comunidad. Contacta con nosotros y te asesoramos sin compromiso.