con No hay comentarios

A la hora de mejorar la seguridad en la empresa existen una gran variedad de factores que debemos tener en cuenta. Entre ellos, uno al que debemos prestar especial atención es a la entrada de personas externas a la organización, así como al acceso de personal no autorizado en áreas restringidas o a las evacuaciones en caso de emergencia.

Así, será importante contar con un sistema que nos permita conocer con precisión quién accede a cada zona en cada momento y cuántas personas se encuentran en el recinto.

Dentro de los sistemas de control de accesos para empresas contamos con distintas alternativas en función de la tecnología empleada para efectuar la verificación, como pueden ser teclados, tag RFID o incluso con el móvil, siempre que admita tecnología NFC o bluetooth.

Sin embargo, una de las soluciones más efectivas puede ser la implementación de un sistema de control de acceso biométrico. 

Índice del artículo

 

¿Qué es acceso biométrico?

El acceso biométrico es uno de los sistemas de control de acceso más destacados y tecnológicamente avanzados, ya que ofrece un nivel de efectividad y seguridad muy elevado a nivel de verificación y autenticación de la persona que solicita el acceso, destacando frente a otros medios.

Así, un sistema de acceso biométrico permite dentificar a las personas en función de características físicas únicas. De esta manera, al combinarlo con puntos de acceso como torniquetes o puertas, permite el acceso únicamente a las personas autorizadas en el sistema.

 

Qué tipos de sensores de acceso biométrico hay

Uno de los métodos de acceso biométrico más conocidos y extendidos en la empresa es el uso de la huella dactilar para realizar la identificación de cada persona. Sin embargo, actualmente contamos con múltiples opciones. Algunos de los sistemas más comunes son:

 

Acceso con huella dactilar

Tal como mencionábamos, el acceso a través de lectores de huella dactilar es uno de los sistemas de reconocimiento biométrico más extendidos, ya que se trata de un método conocido y efectivo, así como de uno de los sensores más rentables; si bien existen una serie de inconvenientes asociados a algunos de los lectores empleados para este tipo de identificación:

  • Las huellas digitales pueden desgastarse por cortes o abrasión en los dedos, lo que dependiendo de la tecnología empleada por el lector para su lectura impediría su correcta lectura.
  • Requieren contacto físico con el lector.

Sin embargo, actualmente existen soluciones avanzadas basadas en multitecnología biométrica (capacitiva, óptica y multiespectral), pensada para identificar correctamente las huellas pese a que los dedos tengan grasa, crema o posibles cicatrices, pudiendo escanear la huella incluso con un guante fino de látex.

Además, muchos de ellos ya cuentan con tratamiento antibacteriano integrado, por lo que resulta ser un sistema adecuado para ambientes con condiciones de trabajo intensivo, como la industria o el sector sanitario.

Acceso por la palma de la mano

Este tipo de sensores de control de acceso biométrico permiten el acceso al personal mediante el reconocimiento de la palma de la mano. Para ello, el sistema se basa en el escaneo de las venas, entre otros criterios.

El principal beneficio de este sistema es que ofrece un alto nivel de seguridad, ya que la forma de los vasos sanguíneos es una característica única para cada persona que presenta un gran nivel de dificultad para ser copiado.

Sin embargo, este tipo de sistemas no están tan extendidos ya que cuentan con un coste muy elevado. Es por ello que en muchos casos se trata de un método que no compensa.

Control de acceso mediante reconocimiento facial

Para implementar este tipo de sistemas, el sistema precisa de realizar un registro previo del rostro de las personas autorizadas, tomando como referencias ciertos puntos clave que le permiten realizar su identificación.

En el contexto de un control de accesos, los sensores de reconocimiento facial cuentan con la ventaja de que son rápidos y muy sencillos de utilizar. Sin embargo, puede ser conveniente su combinación con otros sistemas de verificación, ya que el nivel de precisión puede variar.

Reconocimiento ocular

El control de accesos mediante reconocimiento ocular se basa en el escaneo del iris, un identificador bastante preciso, ya que el iris es un elemento que se mantiene con el paso del tiempo. Sin embargo, al igual que en el caso de los lectores de la palma de la mano, tiene un coste muy elevado.

 

Ventajas del control de accesos en la empresa

Seguridad

Entre las ventajas de este tipo de sistemas destaca el nivel de seguridad que ofrecen, ya que supone que los trabajadores ya no tengan que recordar contraseñas ni acordarse de traer su tarjeta de identificación consigo. Además, la biometría ayuda a prevenir la suplantación de identidad. 

Posibilidad de controlar los horarios  y fichaje de los trabajadores

Otra de las principales ventajas que ofrecen este tipo de sistemas es que, además de su eficacia para el control de accesos, son perfectos para implementar un sistema de fichaje, control de horarios y de presencia laboral. 

Combinación de sensores e integración con otros sistemas

Los sistemas de control de accesos cuentan con la posibilidad de combinarse entre sí e integrarse con otros sistemas de seguridad como CCTV, permitiendo crear un sistema de control avanzado y de alta seguridad.

 

Para ello, siempre es recomendable contar con un equipo profesional, capaz de asesorarte y encontrar la mejor solución para el control de los accesos a tus instalaciones, y mejorar así la seguridad en función del funcionamiento propio de tu empresa y los trabajadores, tus necesidades y las características de tus instalaciones.

Nuestra consultoría en seguridad residencial