con No hay comentarios

A la hora de proteger nuestra casa frente a posibles robos, una opción clara puede ser la instalación de un sistema de videovigilancia que nos permita controlar lo que pasa en el hogar. Sin embargo, elegir el más adecuado para nuestra vivienda no es tarea fácil.

Por ello, en esta ocasión, desde el blog de Amtel te contamos todo lo que necesitas saber para poner videovigilancia en casa. ¡Empezamos!

 

Índice del artículo

 

Qué debo tener en cuenta para instalar videovigilancia

Antes de decantarse por un sistema de videovigilancia u otro, es necesario comenzar por un estudio de la vivienda que nos permita determinar cuáles son los puntos críticos y dónde debemos de situar las cámaras.

Así, analizaremos cada espacio y elegiremos los lugares donde se situará cada cámara; todo ello, teniendo en cuenta las áreas comunes, zonas de tránsito y todos los posibles accesos al interior: puertas, ventanas, terrazas o garajes.

Tipos de sistemas de videovigilancia para casa

Una vez que ya sabemos cuántas cámaras podríamos necesitar para monitorizar los espacios clave, debemos de plantearnos qué tipo de sistema instalar.

Sin embargo, actualmente hay una gran variedad de cámaras y kits de videovigilancia para el hogar. Entre tanta opción, puede resultar complicado escoger cuál es el mejor sistema para tu caso concreto.

Lo principal que se debe tener en cuenta a la hora de escoger, es el tipo de instalación que tiene:

Sistemas de videovigilancia cableados

Un sistema de videovigilancia cableado es la opción indicada cuando se busca seguridad. Se caracteriza por la necesidad de realizar una instalación cableada, conectando cada cámara, si está no graba por sí sola, a un sistema DVR o grabadora de imágenes.

También existe la posibilidad de almacenarlas en la nube/cloud, ya que prácticamente todos los sistemas actuales cuentan con capacidad para conectarse a Internet.

Además, en función de las distancias a cubrir y del objetivo del sistema, podrás optar por cámaras IP, creando un sistema inteligente y sostenible, o cámaras basadas en tecnología por cable Coaxial, más económicas.

Sistemas de vigilancia wifi

Los sistemas de vigilancia wifi son una opción excelente para aquellos casos en los que buscamos un sistema con instalación sencilla y sin necesidad de pasar cables. En este caso, también contamos con la opción de instalar cámaras IP.

Sin embargo, en caso de optar por este tipo de instalación, será necesario contar con protocolos para la protección de la señal wifi. Además, se trata de sistemas vulnerables ante el uso de inhibidores.

Sistemas de videovigilancia mixtos

También existe la posibilidad de configurar un sistema mixto a partir de sistemas cableados e inalámbricos. Esta es una opción interesante, ya que permite dar cobertura wifi a algunas zonas de la casa y así dar un doble uso a la inversión realizada. Sin embargo, al contar con tecnología wifi, requiere asegurar la red.

¿Qué tipo de sistema escoger?

En definitiva, está visto que ambos tipos de sistemas de videovigilancia cuentan con varias ventajas y desventajas. ¿Cuál es el mejor para tu vivienda? Se trata de una pregunta complicada que no cuenta con una respuesta universal, ya que son varios los factores que se deben tener en cuenta.

En términos generales, siempre será más adecuado instalar un sistema cableado, ya que nos aporta mayor seguridad y fiabilidad.

Por ello, para asegurarnos de contar con la alternativa que mejor va a funcionar en nuestro caso, la mejor opción es contar con la ayuda de un experto que nos asesore.

Otras consideraciones a la hora de instalar videovigilancia

Para contar con un sistema de videovigilancia en casa, no solo debemos fijarnos en los dispositivos necesarios para configurar el sistema, también debemos tener claro qué espacios van a ser grabados, ya que tendremos que tener en cuenta ciertas consideraciones para que el sistema cumpla con la normativa.

 

En caso de que la captación de imágenes se limite a una zona privada o cualquier otra zona que no sea de acceso público, no tendremos que preocuparnos por pedir permiso o informar al respecto. Sin embargo, debemos tener más cuidado al captar imágenes del exterior, ya que nos afectan una serie de condiciones.

¿Dónde no se pueden poner cámaras de seguridad?

Es importante que tengas en cuenta que no se debe colocar cámaras orientadas hacia la calle, ya que no está permitido captar imágenes del espacio público, excepto que sea estrictamente necesario para proteger una zona privada y no vulnere la intimidad de las personas.

Si estás buscando instalar un sistema de videovigilancia exterior, la mejor opción para contar con un sistema legal, que cumpla con la normativa y que te permita monitorizar lo que ocurre en el exterior de tu hogar, la mejor opción es contactar con un equipo profesional.

 

Cómo instalar una cámara de seguridad en casa

Para instalar las cámaras de nuestro sistema de videovigilancia, debemos de tener en cuenta un factor muy importante a la hora de garantizar la efectividad del sistema: la colocación de las cámaras.

Para asegurarnos de colocarlas en el lugar adecuado, debemos tener en cuenta la visibilidad que va a tener la cámara. Así, estas han de situarse en un lugar elevado, que no se encuentre bloqueado por ningún tipo de objeto. Además, lo ideal es que estas apunten hacia abajo.

En caso de haber optado por una cámara inalámbrica, también debes asegurarte de que las coberturas de señal sean lo suficientemente buenas y que no haya elementos que puedan bloquear la señal, como pueden ser materiales férricos y cerámicos.

Otro de los factores que debes tener en cuenta en cuanto a la instalación de las cámaras es que es muy sencillo no hacerlo correctamente, pudiendo no situar las cámaras en su emplazamiento óptimo, restando visibilidad al sistema, o incluso dejarnos puntos ciegos.

La importancia de contar con una instalación profesional

Actualmente existen gran variedad de kits de videovigilancia para casa, relativamente sencillos de instalar. Sin embargo, tal como hemos visto, existen una serie de requisitos a la hora de contar con cámaras de seguridad en el hogar que, en caso de incumplirlos, pueden suponernos una sanción.

Además de las cuestiones legales, un sistema de videovigilancia mal instalado puede contar con vulnerabilidades de las que se pueden aprovechar los posibles ladrones para sortear el sistema, como pueden ser puntos ciegos.

 

 

Por ello, siempre es conveniente contar con la ayuda de un profesional que te ayude a elegir el mejor tipo de sistema para tu hogar, así como para realizar la instalación del sistema, ya que solo así podremos contar con la garantía de que va a ser eficiente y efectivo a la hora de proteger nuestro hogar.