Qué son las cámaras disuasorias y por qué no deberías usarlas
Soluciones de seguridad
con No hay comentarios

En la actualidad está bastante extendida la idea de que las cámaras disuasorias o falsas con una herramienta útil para alejar de nuestra vivienda a los posibles asaltantes y proteger todos los bienes y personas que se encuentran en ella.

Sin embargo, los métodos y maneras de materializar los robos son cada vez más sofisticados y los ladrones están cada vez más preparados. Esto conlleva que diferencien con facilidad los sistemas de seguridad falsos de los auténticos, e incluso distingan entre las placas de aviso reales y las ficticias. Son tales los riesgos e inconvenientes que traen consigo, que no merece la pena su instalación.

En este artículo, vamos a conocer en qué consisten las cámaras de vigilancia falsas y cuáles son los motivos por los que no debemos colocar una en nuestro hogar.


Índice del artículo


¿Qué son las cámaras disuasorias y para qué sirven?

Cámaras disuasorias para la vivienda

 

Hablamos de cámaras disuasorias cuando los sistemas de grabación de vídeo no están conectados a un sistema real de captura de imágenes o a una central receptora de alarmas. Por lo general, se trata de una cámara que ya no se encuentra en funcionamiento o de un aparato que toma el aspecto de una real. Su única finalidad es la de intimidar y disuadir a los posibles intrusos que quieran o intenten acceder a nuestra vivienda. Este tipo de dispositivo también recibe el nombre de cámara simulada o cámara de seguridad fake por su denominación en inglés.

¿Las cámaras de vigilancia falsas son legales?

Por extraño que pueda parecer, la respuesta es afirmativa. Es totalmente lícito colocar cámaras disuasorias. De acuerdo con lo establecido por la Agencia Española de Protección de Datos (APD), podemos instalar sistemas de videovigilancia falsos en nuestras viviendas sin que se cometa un delito contra la intimidad, la privacidad o la integridad de las personas. El motivo no es otro que la inexistencia de un fichero que almacene los datos de las personas que son grabadas.

Pese a su legalidad, la instalación de una cámara ficticia en nuestro hogar no es un tema exento de controversia. Su implantación podría dar indicios de que es real y que está captando imágenes. Este supuesto puede acarrear una investigación y, en consecuencia, una posible sanción.

El punto que determina cuándo la colocación de este sistema de vigilancia es legal y cuándo no, es el tiempo. Aunque la AEPD no ha estipulado ningún plazo concreto, si su instalación dura lo suficiente como para percibir que las cámaras realmente están funcionando, se podría considerar una intromisión ilegítima del derecho a la intimidad.

¿Por qué no debemos instalar una cámara de videovigilancia falsa?

Como vemos, existe la creencia de que las cámaras simuladas o ficticias disuaden a los intrusos y protegen nuestro hogar. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Pese a que pueden despertar un posible efecto intimidatorio en los asaltantes, esta práctica es totalmente desaconsejable, ya que instalar un sistema de vigilancia falso no es una medida verdaderamente efectiva.

 

Desventajas y riesgos

El principal inconveniente para no implantar cámaras disuasorias es que los intrusos suelen estar familiarizados con estos dispositivos y rápidamente se darán cuenta de que son falsos. A simple vista puede resultar difícil diferenciar un sistema real de uno ficticio, pero las cámaras no operativas presentan una serie de particularidades que acabarán por desvelar su verdadera naturaleza. Entre ellas encontramos que los materiales utilizados para su fabricación son de mala calidad, que no disponen de cableado o que carecen de identificativos de empresas de seguridad. Ante esta situación, los asaltantes no tendrán reparo en acceder a la propiedad y materializar el robo.

Desventajas de las cámaras disuasorias

Otra desventaja que es importante destacar es que, en el caso de que se produzca el asalto, no existirá ninguna prueba que identifique a las personas responsables del delito cometido. Ya que en ningún caso se garantiza que este tipo de situaciones no se produzcan, se dificultará además el proceso de investigación tras la denuncia.

 

Cómo proteger nuestro hogar de forma efectiva

Viendo la debilidad que presentan las cámaras falsas a la hora de garantizar la seguridad de nuestra casa, surge la necesidad de buscar opciones reales y eficaces. Existen varias barreras de protección con las que intimidar y disuadir a los intrusos y evitar que acceda a la vivienda y realice el robo.

Qué necesito para poner videovigilancia en casa

Una de las formas más habituales es acrecentar la resistencia física, es decir, la fuerza que tiene que hacer un asaltante para entrar en la propiedad. Puesto que los ladrones suelen decantarse por accesos fáciles de abrir y que no hagan mucho ruido, es aconsejable entonces reforzar el sistema de cierre de puertas y ventanas para hacerlo más robusto y notorio y así ganar tiempo de reacción y acción.

Otra de las maneras de incrementar la seguridad de nuestro hogar es haciendo especial hincapié en la detección de intrusos. En este caso, podemos distinguir una detección temprana o anticipada donde se informa de la presencia de intrusos antes de que accedan a la vivienda, siendo los sistemas de retención activa la mejor elección, o una detección interior que comunica de que los ladrones han conseguido entrar.

En este supuesto, es recomendable la instalación de una solución de seguridad que combine la detección con la verificación/confirmación visual de la alarma para cumplir de forma más rápida y efectiva con la normativa INT316/2011, que regula los métodos para la verificación de alarmas y poder dar así aviso directo y rápido a la policía y disponer de las imágenes necesarias para la identificación de los asaltantes.

De este modo, se establece un diseño de capas defensivas o anillos de seguridad que defiende en profundidad la vivienda y que cuida y protege todas las vulnerabilidades y necesidades que presentan, ya sean de origen físico, lógico o humano.

 

Para contar con un sistema verdaderamente adaptado a las necesidades de tu hogar, la mejor opción es contratar un equipo de profesionales cualificados y con experiencia que velen por la tranquilidad real y eficaz de tu vivienda. En AMTEL somos expertos en seguridad y te invitamos a conocer nuestros servicios de protección frente a un posible robo o intrusión. Ofrecemos soluciones avanzadas para detectar las vulnerabilidades de tu propiedad y posteriormente elaborar un plan de medidas para resolverlas. ¡Contacta con nosotros y te asesoraremos sin compromiso!

Expertos en instalación de cámaras de videovigilancia para empresas